Cuando soñas en grande y se hace realidad

Hugo Montivero, periodista especializado en Básquet y socio de nuestro Círculo, escribió sobre un momento histórico para el básquet provincial.

En la bella ciudad de Oliva, los dirigentes de Independiente se juntaron y comenzaron a edificar lo que – en menos de lo esperado – se pudo concretar: llegar a la Liga Nacional de Básquet.

Tiro Federal de Morteros no podía participar por diferentes motivos y la invitación cayó en manos de la “I”, por lo que pusieron manos a la obra y, luego de intensas reuniones y consultas con pares de equipos que estuvieron participando, dieron el sí para disputar la Liga Argentina.
Con un coach joven y experimentado a la vez, como Martín González, pasaron a buscar los que a futuro integrarían el plantel campeón: Como estandarte se fichó al gran capitán Fernando Martina y empezaron a aparecer jugadores con experiencia en la categoría y juveniles que, cuando les tocó jugar, cumplieron con lo indicado por su D.T.
Independiente se adjudicó el número uno de la fase regular y entremedio se consagró Campeón del «Súper 8», casi como un presagio de lo que sucedería tiempo después.

Cuando llegaron los playoffs finales superaron a rivales de fuste hasta llegar a la finalísima con el otro “Benjamín” de la categoría: Zarate Básquet. Todos los olivenses y gente de zonas aledañas se dieron cita en el estadio sobre la vera de la ruta, con figuras de estirpe como Marcelo Milanesio, Héctor Campana, Medardo Ligorria, Rubén Magnano, Luis Villar y Bruno Lábaque (vaya si había historia). El resultado definitivo y vencedor fue el martes 14 con el sonido final de la chicharra, desatando la algarabía, las lágrimas, la emoción, el grito sagrado de decir campeones, de jugar en la élite del básquetbol argentino.

Familia Independiente

Párrafo aparte, el agradecimiento por el trato recibido a muchas personas del Club, que en cada cobertura nos hicieron sentir como parte de la familia: el Presidente Daniel Cesareti; Edgar alentando desde el buffet junto a su familia; Carlos Mansilla, gran persona con mucha calidad y calidez humana; Pachu Ramallo y su familia que nos hicieron sentir como en casa; Nicolás Lingua y su predisposición; Nancy y su grupo de trabajo con sus chicos en la mesa de control que siempre estuvieron para lo que se necesitara; al cuerpo técnico y en especial a toda la plantilla de jugadores que son excelentes personas. A todos ellos y ellas eternamente gracias.

Lo que se viene

La próxima temporada será con tres representantes cordobeses en la máxima categoría, algo que es para el básquet cordobés signo de orgullo, crecimiento y una responsabilidad para que, entre todos, ayudemos a que sea por mucho tiempo.

Oliva tendrá la visita de Quimsa, Regatas de Corrientes, Ferro, Boca, Peñarol y muchos más…

¡Que viva el básquetbol!
¡Que viva Independiente de Oliva!

Texto: Hugo Montivero – SOcio N° 14