Talleres perdió en su visita a Independiente y sigue en deuda de visitante

Por la segunda fecha del torneo de la Liga Profesional, Talleres cayó ante Independiente por 1 a 0. Lucas Romero marcó el único gol del encuentro que fue de trámite parejo, en la fría noche de Avellaneda.

El encuentro fue parejo y arrancó con gran ritmo, aunque luego del gol del equipo local, todo se tornó más lento y pausado, con un Talleres posicionado al ataque pero sin demasiadas ideas de cómo generarle peligro al equipo dirigido por Eduardo Domínguez.
En tan sólo cinco minutos, los dos equipos habían tenido situaciones intersantes sin inquietar demasiado a los arqueros. La primera fue de Talleres, en los pies de Santos, que dio el pase atras ante la salida de Álvarez, pero nadie llegó a conectar. En la siguiente, un contragolpe de Fernández desembocó en un buen pase hacia Benegas que alcanzó a cerrar Benavídez.
A los 15 llegó la primera clara del encuentro. Una jugada del rojo, de derecha a izquierda, terminó con un pase de Fernández a Romero que remató por encima de Herrera, pero Rafael Pérez salvó de manera providencial sobre la línea. En la siguiente, respondió la T: Girotti abrió para Benavídez que llegó por derecha y remató al costado externo de la red.
A los 21, tuvo otra la T, también por el costado derecho. Matías Esquivel asistió a Godoy que enganchó en el área, se acomodó, y metió un sutil pase a la cabeza de Federico Girotti, que no pudo cabecear con firmeza y su testazo terminó en las manos de Álvarez. Al minuto, Esquivel, por el mismo sector, avisó nuevamente desde lejos.
A los 26, cuando Talleres estaba más tranquilo, un tiro de esquina del rojo cambió el curso del partido: Matías Catalán alcanzó a despejar, pero la pelota le quedó a Lucas Romero en la puerta del área que remató y, tras desviarse en Enzo Díaz, la pelota se metió contra el palo de Guido Herrera.

Foto: Prensa Talleres

En el complemento, la T volvió a intentar adueñarse del balón y tuvo una clarísima a los seis minutos: Michael Santos cabeceó por encima del cuerpo de Álvarez, pero Barreto llegó con lo justo y la sacó en la línea.
El partido entró en una meseta y Talleres acumulaba gente en ataque pero sin ideas firmes. A los 22 minutos, un centro llegó al punto penal y Gastón Benavídez llegó a cabecear prácticamente sólo, pero el remate se fue por un costado.
Tres minutos más tarde, apareció Esquivel por izquierda, la pelota circuló hasta llegar a Girotti que la devolvió al «Chino», y con un impresionante zurdazo la intentó colocar a un ángulo, pero Milton Álvarez se estiró al máximo y la alcanzó a desviar al tiro de esquina. En la contra, Togni pudo liquidarlo, pero Herrera se agigantó y la envió al tiro de esquina.
Otra mala noticia en Talleres, además de no poder inquietar a su rival, fue la lesión de Rafael Pérez, quien tuvo que ser remplazado por un fuerte golpe en el hombro. El colombiano estaba dolorido, pero no quería salir, aunque finalmente se realizó la variante.
Sobre el final, Talleres tuvo la última en un centro lejano de Federico Girotti que fue al arco y que Álvarez la terminó complicando tras intentar agarrarla en dos tiempos, con ayuda del travesaño.

Redacción: Socio Axel Tello.